Menú para Nochevieja

Prepara el mejor menú para Nochevieja

La Nochevieja ya está aquí y seguro que muchos no tenéis pensado aún lo que vais a cenar. Es posible que la gran mayoría haya contratado la cena en un restaurante, aunque otros habréis optado por organizarla vosotros mismos.

Si estáis en la opción B, sabréis lo difícil que es elegir el menú para una noche tan especial. Por eso, nosotros os dejamos el mejor menú para Nochevieja que podéis preparar.

menu para nochevieja

Primeros

Lo creáis o no, los primeros –o entrantes- son básicos en cualquier acontecimiento social, ¡pero más en Nochevieja! Por eso es muy importante que los tengáis controlados.

Lo más normal es preparar la mesa con gambas, mejillones, una tabla de quesos, de ibéricos y algo de verdura a la plancha.

Sin embargo, y aunque incluyáis cualquiera de estos alimentos en vuestra mesa, nosotros os recomendamos la Tosta de solomillo y queso brie. Con ella, podréis darle un aire único a la cena de nochevieja.

Plato principal

Lo más normal es que todos los comensales se pongan de acuerdo para poder comer lo que a la mayoría le convenga para preparar el mejor menú para Nocgevieja. Sin embargo, siempre es mejor dar opciones claras. Nosotros os proponemos Lechal al horno o Merluza rellena de setas y gambas. Ambos platos se preparan al horno y no necesitan estar vigilados constantemente.

Tened en cuenta que, con los entrantes, lo más seguro es que os quedéis bastante llenos, por lo que las porciones de los platos principales tienen que ser bastante más pequeñas de lo que comeríais de normal.

Postre

Si hay algo que no se puede obviar en la mesa en Navidad, ¡es el dulce! Por supuesto, en el menú para Nochevieja no va a faltar. En general, la gente llena la mesa de dulces navideños: polvorones, turrón de todo tipo, peladillas, etc… Sin embargo, y teniendo en cuenta que entre la comida y la bebida, el menú para Nochevieja suele ser bastante copioso, nosotros os recomendamos la Leche Frita. Es un postre bastante ligero con el que podréis disfrutar, ¡y aún os quedará sitio para las uvas! Con un poco de frutos rojos o crema inglesa… os quedará un postre de vicio.